¿ Por qué zazen en grupo es tan importante, más hoy en día ?

En la práctica en grupo el zazen de cada persona influye poderosamente a cada persona que está sentada en zazen. Se crea la sinergia que nace de la práctica. Es como si diferentes células se conectan  para trabajar juntas en un mismo propósito: Vibrar en la dimensión cósmica.
El propósito en zazen no es individual, es precisamente cuando lo individual se cae, que entramos en la dimensión del propósito colectivo o universal y vibramos en una frecuencia muy baja de bio-ritmo-energía, donde nos conectamos con el origen y fuente de la vida. Esto sucede en grupo en un nivel colectivo y la energía que se desencadena tiene una vibración y luminosidad muy poderosa que emana hacia todas las direcciones, conexiones  y  personas con las que estamos unidas.
Así que no solo nos sincronizamos individualmente y en el grupo de zazen, sino que también estamos enviado la información a otras personas. Ellas también vuelvan a recordar la vibración original  fuente de la vida: La coherencia humana.
Zazen es como hacer al universo que “rece” en nuestro interior y que esta frecuencia sin propósito, origen de la vida, se manifieste y expanda  desde la práctica de zazen.
Estamos viviendo momentos de grandes cambios a una velocidad in crescendo, a un nivel individual y colectivo. Cada vez se hace más insostenible mantener una  situación y/o  aptitud que va en contra de la coherencia humana. Respecto a esto hay diferentes teorías:
·        Que  la tierra y el universo están dando un aviso de atención a la humanidad.
·     Que hemos llegado a un sinsentido tal… que está afectando a la naturaleza y coherencia humana: Insolidaridad, individualismo, excluidos y marginados, falta de valores,  producción insostenible (fin de recursos), contaminación y calentamiento global, desplazados de guerra, guerras provocadas por los mercados de armas e intereses económicos, drogas, mercado de órganos, comercio sexual, imperialismo capitalista, manipulación mundial del poder.
Esto está provocando que muchas personas caigan en el caos y la locura al no querer escuchar su ser interno, su dimensión cósmica, la coherencia humana.
Para otras muchas personas está siendo la ocasión de parar la marcha forzada que se ha impuesto desde el capitalismo (imperialismo) planetario en el que vivimos, cuyo vórtice de acción (consumismo caníbal) está siendo el eje desencadenante de tanta demencia.
Como dice el maestro Thich Nhat Hanh; "Para salir de la “enfermedad” hay que parar". Por esto hoy más que nunca es necesario parar. Que este parar sea algo más grande que el parar de uno. Que llegue al pararse de muchos. En este sentido la práctica del zen, zazen, es un eje de coherencia humana que vibra y brilla con un esplendor esperanzador que puede ayudar a devolver la coherencia a la humanidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sesshin Egino 2017 - Agradecimiento.

Sesshin con Roland Yuno Rech - Egino 17,18 y 19 marzo 2017