Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

"Miedo" a la libertad

Imagen
Nadie es esclavo/a. Entonces....  ¿porque vivir como esclavos/as? Basar nuestras relaciones y nuestra forma de vida en la esclavitud  unde sus raices en el miedo y la comodidad. ¿Miedo a qué?  Vivimos esclavos porque tenemos miedo a ser libres, estre otras cosas porque esto supone responsabilidad Como sucede en un mundo donde todos estan locos el cuerdo es el estraño que terminara aceptando la locura como la condición natural, antes de ser apartado y repudiado. Lo mismo sucede con la libertad. El Pozo de la LocuraHabía una vez un rey sabio y poderoso que gobernaba en la remota ciudad de Wirani. Y era temido por su poder y amado por su sabiduría. En el corazón de aquella ciudad había un pozo cuya agua era fresca y cristalina, y de ella bebían todos los habitantes, incluso el rey y sus cortesanos, porque en Wirani no había otro pozo.
Una noche, mientras todos dormían, una brujx entró en la ciudad y derramó siete gotas de un extraño líquido en el pozo, y dijo:

-De ahora en ad…

El zen va más allá del Buda y de Lao-Tzu.

Imagen
El zen va más allá del Buda y de Lao-Tzu. Es su
culminación, una trascendencia, tanto del genio índico
como del chino. El genio índico alcanzó su cenit con el
Buda Gautama, y el genio chino alcanzó su máximo apogeo
con Lao-Tzu. Y el encuentro… la esencia de la enseñanza
del Buda y la de Lao-Tzu se fusionaron en una corriente tan
profunda que ahora ya no es posible separarlas. Ni siquiera
es posible realizar una distinción entre lo que pertenece al
Buda y lo que es de Lao-Tzu; la fusión ha sido total. No
sólo es una síntesis, sino una integración. De ese
encuentro nació el sen. El zen no es budismo ni taoísmo, y
no obstante, es ambos.
Llamar “budismo zen” al zen no es correcto porque es
bastante más. El Buda no es tan terrenal como el zen.
Lao-Tzu es terriblemente terrenal, pero el zen no sólo es
terrenal: su visión transforma la tierra en el cielo. Lao-Tzu
es terrenal, el Buda es sobrenatural, y el zen es ambos… y
al ser ambos se ha convertido en un fenómeno de lo más
extraordinario.