Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

Jornada de zazen,con Antonio Arana, el 11 de septiembre, en el dojo de Bayona.

Imagen
Jornada de práctica de zazen domingo 11 de septiembre de 2016 BAYONA  F 64100 13 Avenue Capitaine Resplandy. (Local: Darshana yoga )


Organizada por el Dojo de Bayona (afiliado a la  Asociación ZEN Internacional)
Dirigida por Antonio Arana, monje Zen del Dojo de Pamplona
La práctica de ZAZEN es la esencia del ZEN. Sentados ante la pared sobre un cojín redondo (zafu), las rodillas sobre el suelo, la espalda bien recta, la nuca estirada, la mano izquierda en la mano derecha, el canto de las manos contra el bajo vientre, en una inmovilidad total. La respiración calmada y natural, nos concentramos particularmente en la espiración. La mente consciente está en reposo, sin alimentar ni rechazar los pensamientos, los dejamos pasar concentrándonos en la postura y en la respiración.
Programa: la jornada empezará a las 8,30 en punto. Es importante no llegar más tarde de las 8:15. Terminará hacia las 18,30 horas-
Se realizará en la misma un taller de costura, impartido por Txus Laita, responsable de costur…

Trabajar en un hogar para refugiados- Entrevista a Sonja Luken, monja zen.

Imagen
Trabajar en un hogar para refugiados. Entrevista a Sonja Lüken, monja zen.


Los refugiados son un importante tema de actualidad. Tú trabajas en un hogar de acogida urgente para refugiados. Sería interesante que nos hables de tu trabajo, porque tú estás directamente en la fuente. El hogar se encuentra en Monschau, cerca de Aix La Chapelle (Aquisgran), en una antigua escuela, que está siendo utilizada desde octubre de 2015 para acoger a los refugiados. 400 refugiados pueden ser acogidos. Actualmente 253 personas están albergadas pero, en cualquier momento, pueden llegar nuevos autobuses. ¿De donde vienen los refugiados? La mayoría de ellos vienen de Siria, de Afganistán, de Irak o de Irán. Pero otros son originarios de Marruecos o de otros países de África como Eritrea, Guinea, Congo o Nigeria. En este momento hay solo tres personas provenientes de los Balcanes (Macedonios). ¿Como se les alberga? Ellos duermen en las aulas, en literas superpuestas. Según el tamaño de las estancias podemos aloja…

Cara al muro.

Imagen
Cuando estamos sentados en zazen,
cara al muro,

ni ilusión ni despertar,
no estamos ni vivos ni muertos,

somos simplemente lo que somos.
Eso es todo.
En zazen retiramos todos nuestros vestidos
y nos volvemos el yo desnudo.


Shôhaku Okumura Roshi.

Mirador con vistas al Universo.

Imagen
A la entrada de este Dojo hay colgada una caligrafía que dice: "Mirador con vistas al Universo". En Zazen puedes contemplar todo el paisaje cósmico. Eso significa que tu desapareces dentro del Universo. Por eso es importante que te olvides de ti. Si consideras tus propios asuntos como lo más importante que hay, te separarás de la totalidad de las cosas y te precipitarás en lo más hondo del infierno. Tu deriva empieza en el momento en que te separas del resto del Universo. Tus asuntos privados te parecen tan importantes sólo porque te niegas a comprender que nada te separa del resto del Universo. Practicar Zazen significa renunciar a tu yo personal. En Zazen te tomas vacaciones de tus asuntos privados. Sólo cuando dejes de ocuparte de tus asuntos privados comprenderás que eres uno con el Universo. Mientras no quieras comprenderlo y solo te preocupes de tu propio saco de carne, ni todo el dinero del mundo, ni tus estudios académicos, ni siquiera años de práctica de Zazen te ayu…

"Descondicionar" nuestras viejas costumbres - Roland Yuno Rech.

Imagen
“Descondicionar” nuestra viejas costumbres.
Kusen de Roland Yuno Rech / Pégomas, octubre 2015
Cuando practicamos zazen practicamos la misma meditación que Shakyamuni. El zazen es la meditación con la que se despertó a la realidad profunda de la existencia, no sólo la suya, sino de todas las existencias. Así comprendió la impermanencia y podemos tener la misma experiencia que él en cada momento.
En la práctica de zazen de un instante a otro el cuerpo y la mente se transforman. Y si observamos los fenómenos de nuestra vida vemos bien que ninguno permanece fijo, todo pasa, para lo mejor y para lo peor. Si observamos profundamente esa realidad de la impermanencia aprendemos a soltar la presa de nuestras coagulaciones mentales. La impermanencia no se traduce sistemáticamente en una pérdida. Permite también liberarnos de nuestros condicionamientos, de arrepentirnos de nuestros errores pasados, de renovar nuestra vida y partir sobre nuevas bases, sobre la base del Dharma, de la realidad a la cu…