Hablar y practicar.

En Japón los artesanos tienen a chicos de nueve o diez años de edad como ayudantes o recaderos. Cuando llegan a los quince o dieciséis años se les pone al fin una herramienta en la mano. No se les explica nada más, pero si no saben que hacer con la herramienta se les dice: "¡Eh, tú!, ¿Qué estás haciendo?. ¿Donde has tenido la vista puesta hasta hoy?".
Lo mismo sucede en un templo zen. Ahí no se habla mucho de budismo. Se practica.

"El Zen es la mayor patraña de todos los tiempos".
Kodo Sawaki Roshi (1880-1965)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sesshin Egino 2017 - Agradecimiento.

Sesshin con Roland Yuno Rech - Egino 17,18 y 19 marzo 2017

Taller y Conferencia, 23 septiembre 2016 - Visión Budista Zen sobre la paz y la guerra.