Entradas

Mostrando entradas de junio, 2013

... las olas en tu mente.

Imagen
Hará falta bastante tiempo para que tu mente llegue a estar calmada y serena durante tu práctica. Afloran muchas sensaciones, surgen muchos pensamientos o imágenes, pero solo son las olas de tu propia mente. Nada procede de fuera de tu mente. Generalmente pensamos que a nuestra mente le llegan las impresiones y experiencias de fuera, pero esta comprensión de nuestra mente no es verdadera. La verdadera comprensión es que la mente lo incluye todo; cuando piensas que algo viene de fuera, eso solo significa que algo aparece en tu mente. Nada externo puede causarte ningún problema. Tu mismo generas las olas en tu mente. Si la dejas tal como es, tu mente se calmará. A esa mente se le llama Gran Mente.

"Mente Zen , mente de principiante".
Shunryu Suzuki Roshi (1904-1971).

Una y otra vez.

Imagen
Se necesitan miles y miles de gotas de agua cayendo sobre una piedra antes de dejar una huella sobre la misma. En el dojô  nos sentamos y escuchamos caer esas gotas, una y otra vez, sobre nuestras mentes y corazones. La madera, la campana, el gong, las mismas instrucciones... 
Ejecutamos las mismas acciones, los mismos gestos, una y otra vez, un día tras otro. Repitiendo y repitiendo tratamos de recuperar nuestra atención, perdida en el mundo exterior, regresando a nosotros mismos.
El zen es la práctica de regresar a nosotros mismos.

Honrados por la visita...

Imagen
Esta mañana hemos sido honrados por la visita de estos dos magníficos seres.

Esperemos que repitan.
Serán bienvenidos.







¡¡¡ Que las bendiciones de los budas acompañen a todos los seres sensibles !!!.

La práctica de zazen...

Imagen
La práctica de zazen es una práctica en la que uno se despoja. No tenemos nada que ganar, nada que acumular sino, al contrario, tenemos que deshacernos de todo aquello que obstruya, de todo aquello que nos impida ver, dejando que resplandezca la luz del espíritu; tenemos que deshacernos de lo que impida esta apertura del corazón. Sentarse es dejar de hacer, dejar también de no hacer. Solo estar aquí, estar plenamente aquí, estar en una plena presencia sin permanecer en nada, sea lo que fuere. Un maestro zen decía, al hablar de este espíritu original: " Si fuerais totalmente simples, os bastaría con abrir los ojos para verlo todo tal como veis la luz del sol. Para ello, no hay necesidad alguna de intervenir".

"EL RECOGIMIENTO PURO Y DESNUDO" (Extracto)Enseñanzas de Patrick Pargnien.
Publicado por Dojozen GENJO de Pamplona/Iruña

Patrick Pargnien es maestro zen, en la linea de Roland Rech.
Es responsable del Centro de meditación Zen de Burdeos. Enseña la vía espiritual …