Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

In memoriam Taisen Deshimaru.

Imagen
En gasshô,
Nuestro recuerdo para el maestro
Taisen Deshimaru RoshiMañana, 30 de Abríl, se cumplen 30 años de su fallecimiento.


Impermanencia:
Pensaba volver a verla
el próximo otoño,
la luna...
pero esta noche
¿por que me impide dormir?
Ultimo poema del maestro Dôgen (1200-1253).




Do.

Imagen
En japonés, chino y coreano, existen muchas palabras que contienen el kanji “do”, cuya traducción literal sería “camino”. El do o tao se originó en China cinco o seis siglos antes de Cristo. Fue Lao-Tzu quien desarrolló el tao y escribió sobre la importancia de seguir un camino, una doctrina, un código para unir el hombre con la naturaleza, para unir el cielo y la tierra. Según Lao-Ttzu el tao es una especie de espíritu universal con el que nos podemos poner en contacto siguiendo el camino. Se dice que el tao no se puede entender o explicar, y que llegará a tu interior si sigues el camino y las enseñanzas de un maestro que lo haya conseguido. Las ideas de Lao-Tzu se extendieron por Asia y llegaron a Japón a través del Budismo.

En lo que respecta a la práctica del zen, Do denota la caracteristica de "práctica".
El maestro Dogen para referirse al zen utilizaba la expresión "La vía de Budha"  ("Butsudo" en japonés), o lo que es lo mismo "La práctica de Budh…

Taller de postura.

Imagen
Los días 5 y 6 de Mayo,
en el Dojô Genjo de Pamplona.
Taller de postura: zazen y bioenergetica
Dirije: Claude Emon Cannizzo, monje zen.

Toda la información en:
www.zennavarra.blogspot.com

¿Cuál es mi propia mente?

Imagen
"...No trates de evitar que surjan pensamientos y no te aferres a ninguno de ellos. Deja que aparezcan y desaparezcan; no luches con ellos. Sólo necesitas preguntarte incesantemente y con todo su corazón, "¿Cuál es mi propia Mente?" Insisto en esto porque deseo que llegues a la Auto-realización. Cuando persistentemente trates de comprender qué es lo que está más allá del dominio del intelecto, llegarás a un callejón sin salida y te sentirás totalmente atónito. Pero sigue adelante. Sentado o parado, trabajando o durmiendo, incansablemente pregúntate en lo más profundo de tu ser, "¿Qué es mi propia Mente?" Únicamente teme el fracaso de no experimentar tu verdadera naturaleza. Esta es la práctica del Zen. Cuando el intenso cuestionamiento envuelva cada centímetro de tu ser y penetre el fondo de los fondos, la pregunta de pronto explotará y la sustancia de la Mente Búdica se revelará, como un espejo escondido en una caja puede reflejar lo que le rodea sólo después…