El dragón en el interior de la montaña sagrada.


El Dragón duerme, silenciosamente,
en el interior de la montaña.
Cuando su aliento despierta
abre sus ojos
y mira a tus ojos fijamente...
El dragón se hace uno contigo.
Tu mente y tu cuerpo
se hacen libres como viento...
¡¡¡ Impermanencia !!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sesshin Egino 2017 - Agradecimiento.

Sesshin con Roland Yuno Rech - Egino 17,18 y 19 marzo 2017

Taller y Conferencia, 23 septiembre 2016 - Visión Budista Zen sobre la paz y la guerra.