Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

La Fe Verdadera.

Imagen
Sin duda, el ser humano ha perdido el espíritu de la devoción, la fe verdadera. En el zen, la fe verdadera es saberse y sentirse unido a la realidad imperceptible que insufla en nuestro cuerpo-mente la energía universal, que nos devuelve la consciencia de nuestro cuerpo y de nuestra verdadera mente sin forma, sin objeto.
Zazen es la experiencia de estar unido a esta fuerza que nos transciende como individuos y que sin saber como… nos transforma.
Transformados por este sutil movimiento de la no forma, la forma toma su verdadera forma, sin trazas de nuestra ego, descubrimos en cada instante la fe verdadera.

Xabier Doryu Iñiguez, monje zen.

Obteniendo el agua...

Imagen
Obteniendo el agua del despertar del pozo de la Eterna Sabiduría, Zazen Cosmico.

Después de practicar la meditación zen, zazen, volvemos a nuestras vidas… pero algo está cambiando.

Poco a poco cada vez que nos sentamos en zazen, el cuerpo y la mente de zazen se va despertando. Aunque no lo veamos, hay en un campo o dimensión en el que este cuerpo-mente de zazen sigue practicando.

Nos acercamos y dinamizamos una energía que está más allá de nuestra individualidad, esta es la energía de la Bodhaishin (Espíritu del Despertar)

Cuando se despierta, Bodhaishin se convierte en la referencia que nos inspira en lo cotidiano y la vida queda impregnada de esta sutil esencia, no perceptible para la mente racional.

En zazen damos un paso más allá del sujeto, sin rechazo ni juicio. En este entrar continuo que nos proporciona la repetición de zazen, imperceptiblemente… encontramos un sentido profundo a la vida en lo cotidiano, el despertar a la Bodhaishin.

Xabier Doryu Iñiguez, monje zen.

Volvemos a la Plaza del Mercado.

Imagen
La Plaza del Mercado es una metáfora muy antigua que se utiliza en el zen para decir que después de la mayor experiencia espiritual hay que volver al día a día, a  la vida cotidiana, a la relación con los demás....

Así que, una vez terminada la Sesshin : ¡Volvemos a la Plaza del Mercado!.

Sí con la cuerda de la atención...

Imagen
Sí con la cuerda de la atención
atamos firmemente al elefante de la mente,
se desvanecerán todos los miedos
y cosecharemos todas las virtudes.

Los tigres, leones, elefantes, osos,
las serpientes y toda clase de enemigos,
los vigilantes de los seres en los infiernos,
los espíritus malignos y demonios:
con solo atar la mente,
todos ellos quedarán también atados
Con solo controlar la mente,
todos ellos estarán tambien controlados.

Pues todos los miedos
y los innumerables sufrimientos
tienen su origen en la mente, según dijo
el que Enseña la Verdad Inmaculada.

La práctica del Bodhisattva.
SHANTIDEVA - Maestro budista (687-763). 

El Zendô.

Imagen
Un zendô no es un lugar para el placer y la relajación, sino un horno de combustión para nuestras ilusiones egoístas. ¿Que herramientas necesitamos? Sólo una. Todos hemos oído hablar de ella, pero la usamos muy poco; se llama atención.

Charlote Joko, Everyday zen.