lunes, 26 de septiembre de 2016

La respiración en zazen.

Gudo Nishijima Roshi 1919-2014
La respiración en zazen:
Zazen es un estado natural. Por esto todo lo que hagamos durante zazen debe ser natural. En particular, respirar debe ser natural. No hay nada que controlar, ninguna voluntad particular, ninguna intención. No se busca obtener algo especial. No se busca entrar en un estado particular. No se busca obtener el satori. No se busca el prolongar la respiración de una manera consciente. Es cierto que a fuerza de practicar zazen la respiración se vuelve más lenta, pero este proceso se hace de manera natural, sin pensar, sin forzar la respiración, a ser como nuestro espíritu quiera que ella sea, es decir: lenta. No debemos tener este conocimiento "a priori" y ensayar a cualquier precio que nuestra practica tenga una respiración lenta, porque sepamos intelectualmente que "es mejor".
Un día la respiración será lenta y profunda, esto vendrá por si solo...

Nishijima Roshi (fuente: Un Zen Occidental).

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Taller y Conferencia, 23 septiembre 2016 - Visión Budista Zen sobre la paz y la guerra.

   23 Septiembre 2016   
            TALLER Y CONFERENCIA             
La visión Budista Zen sobre la paz y la guerra
en el mundo globalizado.
 16:30 horas: 
Taller práctico de meditación zen de la mano de Xabier Iñiguez
y Ángel Donoso, monjes zen.

 19:00 horas: 
 Mesa redonda con Antonio Arana Soto, maestro zen,
 y Xabier Iñiguez y Ángel Donoso, monjes zen.

Lugar:
Möbius, Oñati plaza 2 (Donostia).
Jardines de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura.

El Taller y la Conferencia se desarrollarán en castellano.
La entrada será libre, hasta completar el aforo.


jueves, 1 de septiembre de 2016

Retomando la práctica.



A partir de hoy, 1 de septiembre, retomamos la práctica en los horarios habituales:

LUNES        : 19:30 - 21:00 h.
MIÉRCOLES: 19:45 - 21:15 h.
JUEVES       : 08:00 - 09:30 h.
SÁBADO     : 08:30 - 10:00 h.

Os recordamos la conveniencia de llegar con 15 minutos de antelación.


lunes, 29 de agosto de 2016

Jornada de zazen,con Antonio Arana, el 11 de septiembre, en el dojo de Bayona.

Jornada de práctica de zazen
domingo 11 de septiembre de 2016
BAYONA  F 64100
13 Avenue Capitaine Resplandy. (Local: Darshana yoga )



Organizada por el Dojo de Bayona
 (afiliado a la  Asociación ZEN Internacional)

Dirigida por Antonio Arana, monje Zen del Dojo de Pamplona

La práctica de ZAZEN es la esencia del ZEN. Sentados ante la pared sobre un cojín redondo (zafu), las rodillas sobre el suelo, la espalda bien recta, la nuca estirada, la mano izquierda en la mano derecha, el canto de las manos contra el bajo vientre, en una inmovilidad total. La respiración calmada y natural, nos concentramos particularmente en la espiración. La mente consciente está en reposo, sin alimentar ni rechazar los pensamientos, los dejamos pasar concentrándonos en la postura y en la respiración.

Programa: la jornada empezará a las 8,30 en punto. Es importante no llegar más tarde de las 8:15. Terminará hacia las 18,30 horas-

Se realizará en la misma un taller de costura, impartido por Txus Laita, responsable de costura de la Abze y otro de Ejercicios preparatorios para la práctica de zazen, impartido por Sebas Lanz.

Traed: un zafu y ropa cómoda y oscura para la práctica, un cuenco y una cuchara para la comida.

Acceso: https://goo.gl/maps/DSg27zCDDpv  Parking: 15m del local.

Detalle del local ver foto al final de la página:

Boletín de inscripción:
Pago de 20 €uros

Información / Reservas : ➔ 07 52 02 86 06
E_mail : zen-paysbasque@bbox.fr
 

LOCALIZACIÓN DEL LOCAL:

13 Avenue Capitaine Resplandy.
(Local: Darshana yoga )
  
Desde España (A63)

Detalles para salida de la autopista viniendo de España: https://goo.gl/maps/NxdNZMkjG582

Salida 6 después de Ikea tomar la dirección hacia Burdeos, pasar por el puente, salir en  Bayonne-Nord: https://goo.gl/maps/DSg27zCDDpv

 Vista del local: 

viernes, 26 de agosto de 2016

Trabajar en un hogar para refugiados- Entrevista a Sonja Luken, monja zen.


Foto: National Geografic
 Trabajar en un hogar para refugiados.
Entrevista a Sonja Lüken, monja zen.


Los refugiados son un importante tema de actualidad. Tú trabajas en un hogar de acogida urgente para refugiados. Sería interesante que nos hables de tu trabajo, porque tú estás directamente en la fuente.
El hogar se encuentra en Monschau, cerca de Aix La Chapelle (Aquisgran), en una antigua escuela, que está siendo  utilizada desde octubre de 2015 para acoger a los refugiados. 400 refugiados pueden ser acogidos. Actualmente 253 personas están  albergadas pero, en cualquier momento, pueden llegar nuevos autobuses.
¿De donde vienen los refugiados?
La mayoría de ellos vienen de Siria, de Afganistán, de Irak o de Irán. Pero otros son originarios de Marruecos o de otros países de África como Eritrea, Guinea, Congo o Nigeria. En este momento hay solo tres personas provenientes de los Balcanes (Macedonios).
¿Como se les  alberga?
Ellos duermen en las aulas, en literas superpuestas. Según el tamaño de las estancias podemos alojar hasta 16 refugiados por aula. La mayoría son hombres que viajan solos, pero también hay familias enteras. Disponemos de emplazamientos separados para alojar a las familias y asegurarles un mínimo de ambiente privado. Pero frecuentemente nos vemos obligados a alojar dos o tres familias en la misma aula. Ellos se construyen un espacio privado colocando sábanas alrededor de las literas superpuestas.
¿Qué hacen los refugiados durante todo el día?
Ciertamente que algunos se aburren. La mayoría de ellos pasan el día en el interior de los edificios. Hay muchas posibilidades pedagógicas: una sala de música, una sala de creatividad, un laboratorio de lenguas, con ordenadores, para adquirir un conocimiento básico del alemán, una sala de fitness con mesas de ping-pong. Hay también un café reservado a las mujeres y un jardín de infancia. Algunos residentes ayudan al funcionamiento del hogar.
¿De qué actividades se responsabilizan?
Ellos se ocupan,  por ejemplo, de la limpieza, de las basuras, de la vigilancia de los aseos, distribuyen los alimentos o ayudan en la lavandería. Algunos residentes ayudan en el jardín de infancia mientras que otros acompañan a las personas a la consulta del  médico, para ayudarles como interpretes. Todas estas tareas se consideran de interés general y son compensadas con un salario mínimo. Muchos trabajan seis horas al día.
¿En qué estado se encuentran los refugiados a su llegada?
Los refugiados están frecuentemente agotados a su llegada. En ocasiones llegan 150 al mismo tiempo. Esto supone entonces un desafío logístico: acogerlos en nuestro sistema, organizar una visita médica, darles de comer, asignarles un lugar para dormir. Yo me entero de poco acerca de su vida, del camino que han recorrido, de cómo han llegado hasta aquí, esto es debido a que yo no hablo su lengua. Una comunicación directa es prácticamente imposible. Mediante colegas de nuestro equipo que hablan farsi( persa) o árabe, conocemos más detalles de sus historias. Nosotros, el personal del centro, estamos tan ocupados por nuestro trabajo  que disponemos de muy poco tiempo para tener un contacto más profundo con los refugiados. Nuestro principal reto es mostrarles que son bienvenidos a nuestra cultura, acogerlos con bondad y ayudarlos, lo mejor posible, a su integración.
¿Cuáles son tus actividades en el centro?
Yo trabajo como empleada enseñante en la administración, me responsabilizo de las listas de residentes, el reparto de habitaciones, del dinero de bolsillo, de las compras y de la información sobre las tasas de ocupación del hogar. Estoy también encargada de pagar los salarios para los trabajos de interés general y apoyo a nuestros asistentes sociales simplificando la comunicación por encima de las barreras de los diferentes idiomas.. También preparo anuncios con imágenes simples o frases cortas y concisas, que serán traducidas a continuación al inglés, farsi (persa) o árabe.
¿Cuál es la atmósfera en el hogar?
Somos 32 personas trabajando en el hogar: los responsables del hogar, los responsables del acompañamiento social, dos personas de administración, una enfermera, una educadora de niños y 26 asistentes sociales. Nuestro equipo está muy comprometido. Cada uno está dedicado a su trabajo en cuerpo y alma, el espíritu de equipo es evidente para todos. Creo que los residentes son conscientes de ello, porque el pasado fin de semana 22 nuevos refugiados vinieron, debido a  la recomendación de nuestros residentes. Al principio tuvimos que crear estructuras para organizar el hogar. Con el tiempo pudimos consagrarnos, poco a poco, a las tareas pedagógicas. Los trabajadores voluntarios están también bien integrados. Ellos se ocupan en particular de la ropa y de las clases de alemán, así como del transporte con sus vehículos. Invitan a los residentes a conciertos musicales.
Tú estás ahora muy ocupada por tu trabajo. ¿Cómo haces para ir al dojô de una manera regular?
Busco tiempo para ello. Zazen es mi fuente de serenidad y compasión. Evidentemente que también hay  disputas , confrontaciones y momentos decepcionantes en mi trabajo. Zazen me ayuda siempre a volver a lo esencial. Yo intento encontrar continuamente  un espíritu nuevo, no caer en una rutina para así encontrar a los residentes, de diferentes culturas, con un espíritu abierto.
¿Puedes describir cual es la aceptación en el entorno inmediato?
Nosotros no hemos encontrado fuertes reacciones como manifestaciones o amenazas, tal y como son descritas en los medios de comunicación. La población es muy atenta. Evidentemente también hay prejuicios y escepticismo. Una profesora deseaba, por ejemplo, venir con sus alumnos a visitar el Hogar, porque había constatado que los alumnos hablaban negativamente de los refugiados. Ello les daba, de esta manera, la ocasión de establecer un conocimiento personal de los niños refugiados
¿De manera general cuál es tu visión sobre la marea de los refugiados?
Es un tema difícil. Existen muchos miedos. Para mí un trato humano está en primer lugar. Acoger a hombres y mujeres con humanidad y no, por ejemplo,  con gases lacrimógenos, porque ellos quieren atravesar una frontera. Esto debería ser evidente.


Este escrito ha sido traducido y publicado por el Dojô  Zen Genjo de Pamplona/Iruña. 

domingo, 21 de agosto de 2016

Cara al muro.



Cuando estamos sentados en zazen,
cara al muro,

ni ilusión ni despertar,
no estamos ni vivos ni muertos,

somos simplemente lo que somos.
Eso es todo.
En zazen retiramos todos nuestros vestidos
y nos volvemos el yo desnudo.


Shôhaku Okumura Roshi.

lunes, 15 de agosto de 2016

Mirador con vistas al Universo.

A la entrada de este Dojo hay colgada una caligrafía que dice: "Mirador con vistas al Universo". En Zazen puedes contemplar todo el paisaje cósmico. Eso significa que tu desapareces dentro del Universo. Por eso es importante que te olvides de ti. Si consideras tus propios asuntos como lo más importante que hay, te separarás de la totalidad de las cosas y te precipitarás en lo más hondo del infierno. Tu deriva empieza en el momento en que te separas del resto del Universo. Tus asuntos privados te parecen tan importantes sólo porque te niegas a comprender que nada te separa del resto del Universo.
Practicar Zazen significa renunciar a tu yo personal. En Zazen te tomas vacaciones de tus asuntos privados. Sólo cuando dejes de ocuparte de tus asuntos privados comprenderás que eres uno con el Universo. Mientras no quieras comprenderlo y solo te preocupes de tu propio saco de carne, ni todo el dinero del mundo, ni tus estudios académicos, ni siquiera años de práctica de Zazen te ayudarán.
Los seres sufrientes corren tras las cosas sin conocerse a sí mismos. Es el error de pensar que las cosas existen separadas de nosotros, en eso consiste nuestra ilusión. En realidad todas las cosas del Universo están ligadas indisolublemente. Puesto que soy uno con el Universo, todo lo que se encuentre ante mi es una forma de mi mismo.
Vivir sin ego significa olvidarse de si mismo. Desaparece así la sutura entre tu y las cosas, y aquello que tomabas por "ti mismo" se expande sin límites.
Contempla por una vez el mundo dando un giro de 180 grados a tu perspectiva habitual. De esa manera sintonizas tu cuerpo en la frecuencia del Universo. Vive con el Universo, muere con el Universo. Si eres uno con el Universo, tu nacimiento no es realmente tu nacimiento ni tu muerte es realmente tu muerte.
No podemos ser conscientes del hecho de que somos uno con el Universo, ni podemos comprenderlo. Y, sin embargo, vivir nuestra vida firmemente asentada en este hecho es nuestra tarea más grande como seres humanos.
Kodo Sawaki, Maestro Zen.